top of page
  • Foto del escritorentre parentesis

AMASIJO DE MI TIEMPO

.Lidia Mansilla Valenzuela es una poeta admirable nacida en la ciudad de Arauco. Por ello, la naturaleza sureña vive en sus versos, el silencio y el sosiego los percibimos en su entrañable voz literaria. En el presente poemario ella, cual niña traviesa y emocionable, juega con diversos poemas de nuestra Premio Nobel, Gabriela Mistral, entremezclando sus voces en un maravilloso y emotivo resultado. Es el guiño de una notable poeta a la más grande de las poetas chilenas.

Lidia Mansilla ha recibido múltiples galardones, entre ellos el premio latinoamericano “al mérito literario 2015, Vista Alegre, Argentina, por su libro “Transeúnte de otoño”. Además de poeta galardonada es una extraordinaria cuentista, sus amenos relatos manejan el humor en forma notable.

En este poemario, la poesía diáfana, de especial belleza, se adhiere con fuerza a nuestra piel, sensaciones, imágenes y emociones nos sacuden obligándonos a ser testigos del entorno, que generalmente obviamos por el ajetreo del diario vivir.

1

Piececitos azulosos de frío

conocí en los años niños,

y leí de un velloncito

el que más tarde adornó mi cama.

Son los primeros versos del primer poema del libro. No tiene título, la autora le puso números. Así leemos más adelante:

11

Y ahí estás ajeno a nuestro Arauco

en este desenlace de la juventud

se detuvo la lluvia en su gemir.

Es asombroso el juego de versos entre Lidia Mansilla y la poesía de Gabriela Mistral. Son otros versos en una misma mirada poética. Descubrimos, entonces, la madurez poética de Lidia Mansilla, la fuerza y sonoridad en cada una de sus palabras. Una poeta con oficio, que aprendió a. caminar por el camino de la literatura con sabiduría. Reconocemos de este modo su sensibilidad a lo cotidiano, al dolor que para ella no pasa desapercibido, dueña de una pluma ingeniosa, respetuosa de la belleza que la rodea desde muy niña. en sus lejanas tierras sureñas. Es el vuelo poético de un alma amante del arte que logra la comunicación tan necesaria con el lector para hacerle sentir lo que ella guarda dentro de sí.

18

No ahuyentó a la noche

el aroma del invierno

una flauta de viento frío

recorrió mi piel.


y en este territorio lejano

sólo el mar da testimonio

de un pelícano herido.

He aquí, algunas estrofas de algunos poemas de Lidia Mansilla, entremezclando versos con nuestra gran Gabriela Mistral. De ahí, el sabio título “Amasijo de mi tiempo”, ella amasa dos tiempos diferentes, dos épocas alejadas en los años y sin embargo, unidas por la poesía. Sabio es el arte y sabias nuestras poetas.

Amasijo de mi tiempo, es un poemario para disfrutar no solo por la bella poesía que esconde dentro, también por el asombroso guiño de una poeta a otra.

29

Golondrina llevas las alas prendidas

a la locura en flor del cardo

con las angustias a cuestas

aradas por la noche insomne.



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page