top of page
  • Foto del escritorentre parentesis

CUENTOS INCORRECTOS


La escritura de Paulina Correa es especial, sus textos atrapan desde el comienzo, imposible no seguir hasta el final y, una vez llegado a ese punto, nos estremece, nos violenta, nos duele. Nunca indiferentes. Sus historias son de la vida cotidiana, podemos reconocer de cerca a sus personajes, incluso, ver en ellos nuestros propios defectos que ocultamos a los demás.

Hoy leo su libro de cuentos “Cuentos Incorrectos”. Una vez más me asombra su creatividad literaria, la seguridad con que nos va presentando la historia, al personaje y el conflicto que lo hace merecedor de nuestro interés. Ella maneja a la perfección el lenguaje cotidiano, su escritura carece de adornos, nada que distraiga al lector de lo que realmente importa ser contado.

Este es un libro físico de una belleza diferente, hecho en forma artesanal, lo que le agrega encanto, tapas de cartón de cajas de supermercado, hojas de color marfil, impreso en la Editorial Isi Cartonera. La imagen de su portada son tres mujeres jóvenes, una se tapa la vista, otra el oído y la tercera la boca. Todos conocemos su significado..

El primer cuento, “Apuestas”, nos presenta una protagonista de carácter frío, dispuesta a todo con tal de conseguir sus metas, es una mujer brillante, triunfadora. En el segundo texto, titulado “Rey”, pareciera que el personaje se asemeja a la protagonista del primero, pero es aún un adolescente y la soledad de su entorno, debido precisamente a su comportamiento, le juega una mala pasada. Luego viene “Ella era una imbécil”, ya el título es chocante, lo leemos con cierto malestar, su protagonista es cada vez menos querible a medida que avanzamos en la lectura, su final nos reconforta. Ay, pobre Cárcamo, protagonista del siguiente cuento titulado precisamente “Cárcamo”. ¿Será cierto que hay personas con un destino lleno de fatalidades? “Cascanueces” es un cuento de muchas imágenes que más que leerlo parece que presenciamos la acción. Muy bien descrita la sociedad chilena, sus defectos (para vergüenza nuestra porque somos parte de ella) “Anita está en el corredor” es para llorar, una historia tan de la vida, tan corriente y sin embargo conmovedora, porque casos así existen a diario. “Belleza” nos enrabia, nos conmueve, sentimos impotencia ante esta injusticia, tan común en nuestro entorno. “Día del padre” nos trae el pasado que nos vergüenza como país, lo que nos mantiene divididos hasta el día de hoy. Su final es esperanzador, bien por la pequeña. “Burocracia”, muy breve, de solo una página, un amor platónico. “Machismo” el erotismo al rojo tiñe la página gris de este brevísimo relato. “Cronología de un accidente” nos conduce por la vida de dos amantes que viven el amor con una pasión desenfrenada y que de pronto se ven envueltos en lo que menos habrían imaginado: la revuelta estudiantil.

La narrativa de Paulina Correa siempre atrae, sus personajes contagian al lector su conflicto, lo que hace que sus cuentos sean inolvidables.


MARCELA ROYO LIRA

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page