top of page
  • Foto del escritorentre parentesis

RIBERA NORTE Samuel Leal Chau

Samuel Leal Chau, es uno de los jóvenes poetas que destacan hoy en día en Chile, su voz poética recorre encuentros literarios presenciales o virtuales; años atrás se le veía en peñas y dándose a conocer en hojas a roneo. Es agradable dejarse llevar por su tono pausado que van cantando versos profundos, conmovedores. Dicen que demoró en publicar, este es su primer poemario. Al leer su poesía reconocemos que fue para bien, sus versos configuran un mundo personal al que nos invita a ser partícipes

Tal como dice Eugenio Dávalos en el prólogo, logra a la perfección la comunión entre el autor y sus lectores. Nos quedamos prendados de la belleza de sus palabras para ubicarnos en la “ribera norte” del río Mapocho, lo que hace mucho se denominaba la Chimba, allí donde el pueblo chileno bullía de vida, entre cementerios y hospitales.

Publicado bajo el alero de Marcianos Ediciones, con una atractiva portada de Manuela Murillo, unos edificios cuyos ventanales parecen mirar hacia la lejana ribera y ser, de algún modo, parte de la existencia de hombres y mujeres de una clase social tan diferente.

La poesía de Samuel Leal son versos breves, noqueadores, como si quisieran estremecer de un golpe al lector:

“Fetal”

Aún duermo igual,

sin embargo, ahora,

las pesadillas son mías

Totalmente mías.

“Insomnio”

Un grillo se repite en el tiempo:

El que hoy me desvela

De niño me hacía dormir.

Bella y breve, la poesía perfecta, la que se nos adhiere a la memoria y nos sorprende repitiéndola a cualquier hora del día. “No desborda emociones, Leal las maneja bien. Poesía contenida, Poesía de respiración meditada”, nos dice Dávalos en el prólogo.

Y vamos adentrándonos en esos versos sugerentes, donde la vida del más humilde, del obrero, de la mujer empeñosa que la vida cubrió con una coraza de dureza adquiere la importancia que la sociedad les niega. Leal no los invisibiliza, los trae al presente, los hace ser parte nuestra.

El poemario de Samuel Leal es para leerlo continuamente, como una forma de mantener viva la comunión entre autor y lector.





25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page