top of page
  • Foto del escritorentre parentesis

VERDE SUR


Leo, ojeo, releo un maravilloso y emotivo poemario. A su autora, Guadalupe Becerra, la conozco hace mucho como poeta, como mujer, como amiga. Y una vez más su voz me conmueve, estremece mi sentir, me abre con su mirar poético los ojos a la vida. Y es un gozo el recorrido al que me invita. Soy otra con ella, se mezcla nuestra risa y tal vez una lágrima.


Guadalupe Becerra firma como Guadalupe de Loncoche, porque ella es de ese pueblo sureño, que habita aunque viva aquí, en Santiago, su voz poética está allá bajo la lluvia y el frío, con el pan amasado de horno de barro y esas hierbas que crecen a destajo en las laderas de los cerros. Guadalupe de Loncoche, la poeta sureña que vino a Santiago a cantarnos los versos verdes y aromáticos, de ese barro que no es igual al resto de Chile. Hoy nos presenta su poemario “Verde Sur”, salió a la luz en diciembre de 2022, Editorial Arttegrama.


Parafraseando a Miguel Moreno Duhamel, quien escribió el prólogo, el poemario se divide en tres partes: Histórica, Lárica y Lírica, en cada una Guadalupe bordó sentimientos y emociones, nos invita a “ver” sus amadas tierras, a ser la niña que fue, la jovencita que tuvo sueños, vislumbrándose a la distancia de los años la mujer que habitaba en ella. Un poemario de excelencia. Como muestra algunos versos:


“Cansancio”


“Dejo mi esqueleto

colgado en el perchero.

de cargarlo se cansa

este espíritu libre”.


“Incendio en Valparaíso”


Los pies errantes.

llegan a destino,

este es el lugar.

Construyen su futuro

entre palos y latas,

cada clavo fue semilla

de esperanza.

A una brazada del cielo

a muchas huellas del agua

sembraron sus sueños”.


Una poeta preocupada constantemente de lo social, nada escapa a su mirada y a la ausencia de justicia. Una POETA, con letras mayúsculas.


“Llora el cielo”


“De la nube que mece el viento

resbala, temblorosa, una lágrima”.


“Vida y muerte”


“Nos abraza la muerte

con el primer vagido de vida,

y será más fiel

que la sombra”.


“Vivir, vivir”


“Es tan incierta la vida,

eterna la muerte”:


Leer a Guadalupe de Loncoche es vivir la poesía, estremecerse de gozo, llorar las injusticias, vivir en ese sur nuestro donde la naturaleza vibra cada día. Un poemario de excelencia.




3 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

ACTITUD

bottom of page