top of page
  • Foto del escritorentre parentesis

Una piedra en tu camino

Actualizado: 15 nov 2021

La escasez ha sido uno de los factores que ha influido en que un mineral sea considerado más valioso que otros, pero también existen casos en donde los usos del mismo le dan un valor que no sólo es estético.

Hoy les quiero presentar un nombre reconocible, pero que posee características que quizás no conozcan: La plata



La plata nativa luce como en esta imagen; debido a su estructura cúbica, la formación no es del estilo de cristal laminado que usualmente vemos; se puede apreciar en pequeñas piedras, o en formaciones que parecen un líquido solidificado. Esto, porque es muy maleable y las condiciones de las rocas pueden influir en su aspecto.

Se trata de uno de los siete metales más antiguos conocidos por la humanidad, registrado incluso hace miles de años; su nombre está relacionado con el concepto de metal en griego, y la construcción latina argento tiene relación con su brillo. Se han localizado registros de su existencia tanto en textos religiosos de distinta índole, como en referencias y hallazgos arqueológicos antiquísimos. En un principio se le confundió con el plomo, pero no pasó mucho tiempo para que las sociedades antiguas comprobaran que se trataba de dos minerales distintos; su antigüedad y las cualidades que describiré más adelante la situaron al lado del oro como los líderes indiscutidos de los metales, rango que han ocupado casi sin discusión por centurias.

Una curiosidad es que la expresión argentino se puede usar en literatura como significado del brillo de la plata, en vez de como un gentilicio. Sin ir más lejos, Río de la plata y Argentina son nombres que existen gracias a los hallazgos de dicho mineral tiempo atrás.



La historia tan larga de la plata en la humanidad se debe en principio a su aspecto; maravillados por el brillo y reflejo de este mineral, los seres humanos se interesaron desde muy antiguo en su existencia. Conforme las sociedades antiguas como la ptolemaica o griega aprendieron a utilizar minerales y metales como instrumento o adorno, la plata tomó un papel fundamental; su lustre y su resistencia al fuego, así como su “luz de luna” le confirieron características tanto prácticas como místicas, y debido a eso, se afirmó su lugar en el podio de los minerales.

En el aspecto esotérico antiguo, la plata fue considerada un regalo del universo; un trozo de luna que brillaba para siempre y podía resistir el toque del fuego, así como transmitir el rayo. Por esto, no es extraño que se haya utilizado en rituales y como símbolo, tanto místico como de ostentación; un trozo de plata pulido era una joya única.

En la práctica, su pureza y brillo, así como la resistencia al fuego, hicieron que orfebres y herreros la tomaran en cuenta a la hora de trabajar en distintos artículos. Espadas, cuchillos y diversas armas de hoja fueron equipadas con este material, que exhibía propiedades que el plomo o el bronce, por ejemplo, no tenían; por otro lado, con el surgimiento del comercio se utilizó en la creación de monedas, ya que sería casi imposible falsificarla utilizando otros materiales. Eventualmente el brillo o el fuego revelarían el engaño.



Un el presente, este mineral que se puede localizar tanto en américa latina como en países de europa tiene multitud de usos, y aunque parezca lo contrario, su principal labor no es estética, sino práctica.

Debido a su capacidad de conducir la electricidad, que es la más alta, se le utiliza en contactos de circuitos eléctricos y conductores integrados; para la fotografía, en diversos procedimientos que requieren alto sensibilidad a la luz; en medicina, como nitrato de plata para realizar algunos tratamientos; en aleaciones para piezas dentales prostéticas en odontología; en soldaduras y contactos eléctricos; inclusive, en la producción de ordenadores para aprovechar su capacidad de conducir el calor.

Todos estos usos y algunos más confirman su gran versatilidad, y dan contexto a los misterios y leyendas que se tejieron en torno a su existencia desde la antigüedad; se le asoció la capacidad de matar vampiros, de purificar la piel, se dijo que eran fragmentos de la luna y que su reflejo era capaz de mostrar la verdadera naturaleza de una persona. La plata siempre ha estado rodeada de un cierto misterio, que incluso en el presente permanece vibrando alrededor de su brillo.

Espero que les haya gustado este paseo por un mineral muy especial; nos encontramos el próximo mes para conocer otra joya natural de la tierra.


Emilio López B. Escritor, contador de historias, coleccionista.

15 visualizaciones0 comentarios
bottom of page