top of page
  • Foto del escritorentre parentesis

Una piedra en tu camino

Generalmente asociamos las piedras con determinados colores; incluso hay expresiones populares que hacen este tipo de referencia. Pero sucede que en la naturaleza no hay reglas inquebrantables, y de eso quiero hablarles hoy; se trata de una piedra que ha estado tanto en coronas como en armas, y que ha recorrido el mundo deslumbrando con sus características visuales, prácticas e incluso, para algunos, místicas.

Hoy les quiero presentar una piedra muy interesante: Turmalina


Esta piedra tiene varias características interesantes, siendo la primera de ellas su gran gama de colores. El primer ejemplo que han visto es de color negro, aunque por sus propiedades el tono no es parejo, y al rayarse tiene una tonalidad distinta. Pero dije que esta piedra no solo posee un color, y al respecto debo decir que puede encontrarse casi en todos los colores posibles, incluyendo fascinantes combinaciones.

No solo es un silicato que puede presentarse en muchos colores, sino que además, tiene más de cuarenta sub divisiones. Esto significa que la dravita, povondraita y liddicoatita son minerales hijos de la turmalina.


Esta variedad rosa es muy delicada a la vista; las variantes de colores más claros o casi transparentes esconden un secreto, que en épocas antiguas fue considerado casi mágico: esta piedra tiene doble refracción, lo que quiere decir que al mirar a través de ella, el objeto se ve duplicado.

La turmalina ha estado presente desde hace miles de años en la historia de la humanidad, y sus características la han hecho muy ambicionada por todos, desde emperatrices hasta civiles; también se le encuentra en lugares tan diversos como Rusia, Brasil, Tanzania y Estados unidos. Esta impresionante piedra no solo tiene esta curiosa cualidad a la vista, sino que su versatilidad ha permitido que, en épocas remotas, haya sido utilizada por sustitución de otras piedras, ya sea por confusión o a propósito.


Esta increíble variedad tricolor es una de las habituales, ya que a pesar de presentarse en multitud de colores, tiene una mayor tendencia a los verdes y rojos.

Pero las sorpresas de este silicato no terminan aquí, porque además de sus interesantes cualidades ópticas, la turmalina tiene otras muy curiosas.

Esta piedra tiene propiedades piroeléctricas y piezoeléctricas. Esto significa que, sometida a presión o calor puede generar polos magnéticos en sus extremos, de modo que puede atraer madera o ceniza. En épocas antiguas, debido a estas características tan especiales, se asoció su uso con beneficios místicos, que según quienes lo promocionaban podía generar bienestar físico a través de un efecto magnético.

En la práctica, esta piedra se usa principalmente en la fabricación de instrumentos de precisión, y se usa tanto en la exploración submarina como en armamentos de guerra.

Espero que les haya gustado este paseo por un mineral muy especial; nos encontramos el próximo mes para conocer otra joya natural de la tierra.


Emilio López B. Escritor, contador de historias, coleccionista.


3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page