top of page
Buscar
  • Foto del escritorentre parentesis

SILVIA A. MOGRAVE A.

Nacida en el puerto de Talcahuano ha publicado:

Libro abierto

La vida y sus Senderos

Antologías:

En La Cresta De La Ola

Al Borde Del Camino

Murmullo de alas

Murmullo de hojas

Murmullo de agua.


Revista “Conociendo la reumatología”

La tertulia de los viernes.


EL TRAUCO, COMO INTEGRARLO EN LO SOCIAL, SENSUAL U OTROS (REINVENTARLO)


Cuentáse, que en la plaza de Chiloé suele pasearse por las tardes, un pequeño ente de más o menos 80 centímetros, feo, no tiene pies, solo muñones, nada de apuesto. Usa un sombrero y traje hecho de una planta llamado coralito de la cual se hacen escobas y canastos; se desplaza con rapidez a pesar de su dificultad motora, es dueño de una mirada dulce y atrayente. Así vapor la vida conquistando doncellas.

El, es un ser que se hace notar, le gusta ser la noticia, el motivo de comentario; este hombrecito se muestra sensual se acompaña de un hacha de piedra que al ver a una mujer esta arma se convierte en un bastón que le da prestancia para sus fechorías. Se esconde en las arboledas y se aparece haciéndose el lindo, sin importarle su realidad.

Este no es duende, no es espíritu, no es enano, es nada menos que el temido y misterioso Trauco que habita en la isla. Los padres cuidan a sus hijas, pero este poderoso ser las atrae cuando están solas, una vez que ha cometido su objetivo ultraja a las muchachas y las embaraza; después de nueve meses nace el hijo producto de la concepción con este ser, es padre de muchos trauquitos.

Este horripilante ser odia a los hombres, por lo tanto, solo con su aliento los deja torcidos o los condena a morir.

No es grato visitar la plaza, los comentarios no se hacen esperar lo que a él lo gratifica. También se cuenta que es muy servicial, que siempre está barriendo con una rama juntando las hojas de los árboles y cuando ve una niña acompañada el muy cordialmente les hace una venia.

Las mujeres se asustan, pero él se hace el simpático restándole importancia a su forma, a su quehacer, a su vestir, a su horripilante presencia. Las niñas son muy protegidas por sus padres porque este ser se transforma.

Todas las madres solteras se disculpan que la maternidad les ha llegado por culpa del trauco. Este ente vive en el bosque con su mujer la Fiura, mide como una vara de altura, también es un ser maligno, su don es tullir a las personas con sus “aires”.

En la isla de Chiloé como hace decenas de años todo sigue igual; hechizada de seres, mitos, relatos, leyendas, ritos y costumbres; por lo tanto, los comentarios en la plaza continúan hasta nuestros días y el decir de las personas al ver una soltera embarazada es el trauco quien hiso la gracia.

Hay que visitar la plaza en grupo así, espantamos al trauco y se vive con tranquilidad.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page