top of page

MADRE ESPINA DE CAMPOS ABSOLUTOS (FRAGMENTO)

Y dijo Jesús a las mujeres

que lo seguían llorando:

“No lloren por mí, lloren

por ustedes mismas y por

vuestros hijos”.


Lucas. Cap. 23, 28.



Había un mundo silencioso

que se vistió de espumas y licores rojizos.

Y los dioses alborozados crearon un nuevo ser

mezcla de vida y de muerte.

Y

la

mujer

pernoctó

en

la

vida

de

improviso.

Se desplomó sobre la tierra en miles de mujeres diferentes.

Y la encadenaron sin remedio a sus raíces milagrosas.

Sus huesos se abrieron sorprendidos

y el pecado la envolvió en el polvo.

En

su

alma

crecieron

tumbas

inmortales.

Fue revisada por burócratas de la eternidad:

cada ojo

cada dedo

cada oreja

cada órgano

cada miembro.

Su sexo inspeccionado, sancionado, deseado y disfrazado de infierno

para siempre.



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

תגובות


Sobre Mí 

200811461_198553605513733_728541603106928698_n.jpg

Licenciada en Antropología ( U. de Chile), Diplomada en Filosofía( U. Alberto Hurtado), Post-grado en Ciencias Sociales (Ilades). Escribe poesía, cuento y narrativa. En 1979 obtuvo el Premio Borges de la Fundación Givré, en Buenos Aires

Posts Archive

bottom of page