top of page
  • Foto del escritorNedazka

El Dilema

Actualizado: 6 sept 2021

Siempre la humanidad fue un enigma, cada ser tiene un propósito formando un ecosistema, haciendo un planeta estable, pero la humanidad, que perdió su propósito una y otra vez, por cada milenio, la verdad es que supervisar su desarrollo, más que un deleite, es una bolsa llena de decepciones.

Al aterrizar el Camahueto sacude la tierra para recibirlo, todo está distinto, incluso los aromas que rodean la recta provincia.

Tras una pequeña mirada al actualizado planeta, nota el exterminio de animales y plantas, así como las instruidas culturas, creadas para la protección del planeta, casi no quedan calcus y machis, la expansión de la violencia y autodestrucción ha sido el afán más grande de la humanidad, han creado religiones, basadas en castigos y constricción, llenas de otros humanos encarecidos de valores y capaces de destruir huesos, carne y alma, han creado gobiernos que son creadores de dinero a cambio del sacrificio de la madre, antes más sagrada para los humanos, la madre tierra, incapaces de sentir empatía, sus civilizaciones una y otra vez repetidas, siempre llegan al mismo punto, su desaparición.

Al salir a recorrer, ve los grandes templos construidos, de los que había escuchado, también notó los grandes cambios geográficos que habría causado la visita de sus compañeros, por ahí por el año 1960 de los humanos, se sentó un momento en la plaza de Quemchi, miro desde lejos, como los niños jugaban en la plaza, de pronto por esas razones inexplicables notó una pareja de turistas, estaban sentados en el pasto, eran adultos, ella parecía de unos 40, el un poco mayor, se alimentaban, de pronto la pareja se levanta, pero deja toda la basura al costado, haciéndose los desentendidos caminan rápido, sonríe levemente pensando en “No tienen arreglo”, cuando ve que los niños, al notar la basura la toman y la botan adecuadamente en el reciclador que correspondía, se abalanza para alcanzar los comentarios de los niños, que golpean sus manos sonriendo: “Bacán, salvamos al planeta una vez más”.

Encoje los hombros y agarra vuelo, la mirada se escapa entre pensamientos y probabilidades, se posa a orillas del mar, a esperar la noche y aparezca el caleuche, piensa que a lo mejor puede sacar alguna conclusión al compartir perspectivas con otros pares, estando a orillas de la playa, ve a un grupo de pescadores organizando la pesca en diferentes paquetes, después observa como empiezan a llegar mujeres y ancianos a quienes los pescadores comparten, intrigado se aproxima, escucha como el pescador le explica a la mujer: “No se preocupe si no puede venir, tenemos una camioneta que reparte en las casas, aunque estemos en crisis, nadie pasará hambre”, la mujer agradecida, toma la bolsa que lleva a medias con su hijo.


Decide tirarse al mar, transformado en Millalobo, recorre las heladas aguas, buscando algunos de sus pares que habrían quedado, sin embargo se topa con un gran buque pesquero, que entre sus redes arrasa con todo a su paso, disminuyendo considerablemente la pesca de todos los artesanales, de pronto una sirena traviesa le sonríe atrayéndolo hacia lo profundo, es joven debe ser adolescente, no comprende su idioma, demás está decir que las sirenas bajo el mar se comunican por sonidos, como el canto de las ballenas, que muchas veces se confunde con el de ellas llegan hasta el "Sakarah", un barco hundido, donde se detienen a conversar, el lenguaje a cambiado, emite sonidos desconocidos que lo confunden, aun así le entiende, ella le explica que son pocas las que quedan de su especie y que ahora hay algunas que no pueden salir a la superficie, porque el aire esta tan contaminado que fallecen al asomarse, también señala, dentro de lo mucho que dijo, que algunos con la capacidad de “elevarse a la superficie” se habrían cruzado con la humanidad, perdiendo las características místicas de su especie, dando frutos de seres mezclados, que la mayoría de los humanos asesinó, por considerar peligrosos para su raza.

En el recorrido se da cuenta de que las aguas, inclusos las más profundas están contaminadas de humanidad.

Vuelve a la orilla y la luna alumbra la desfigurada silueta del caleuche, sin embargo el solo lo observa a lo lejos. Sentado en la arena entre las rocas ve una pareja, se besan y acarician, indiferentes ante su presencia, ella emocionada posa la mano del joven en su vientre comunicándole su embarazo, él la abraza y besa, con lágrimas en los ojos, le dice “Juntos haremos un mundo mejor”, la pareja se aleja feliz, inmóvil en la playa analiza cada situación, recuerda incluso cuando le encomendaron a Noé el arca, trata de tomar una decisión compleja.

En la mañana despierta con el sonido de gritos de jóvenes voluntarios que limpian la playa, se aleja rápido, no quiere contaminarse de humanidad, como les paso a las sirenas, tiene que pensar si vale la pena que esta civilización continúe o destruirla para salvar el planeta, pero no está claro si es que a esta humanidad le faltan siglos de madurez o la estupidez es algo que permanecerá como una constante en sus vidas, además ver si la tierra resiste hasta que esta humanidad pueda comprender que su existencia depende de su convivencia en armonía con otras especies, que las construcciones sociales en las que se ha encarcelado, solo hacen perder tiempo, hasta el punto que simplemente pasan a ser una variante en la ecuación que tiene que desaparecer, necesita una razón para esperar o para simplemente gatillar la desaparición.

En un arranque se va a la isla friendship, al llegar es bien recibido y observa como otro de sus pares, les hace tratamiento a algunos humanos desahuciados por la medicina, humanos que en sus mentes piensan que están en manos de chamanes y brujos, con poderes desconocidos, siendo que solo es una tecnología más avanzada, al conversar le pregunta ¿Cuál es la razón por la que los salvas? Y él le explica que no toda la humanidad está contaminada, incluso le muestra los grandes avances en su tecnología de energía no contaminante, pero que al igual que él considera que le falta madurez a su raza, y desarrollo intelectual, - Tienes que pensar que ni siquiera pueden usar todo su cerebro-, comenta con tono irónico.


Se pone la conversación seria, es que algo tengo que hacer, la humanidad es quien más ha matado humanidad, tampoco creo que la tierra pueda resistir mucho esta situación. Hermano, le toma el hombro, los niños y jóvenes pueden salvar la tierra, a la humanidad le hace falta tiempo, que aprendan, que se unan entorno a algo.

Lo único que puede salvar a la humanidad es la humanidad y la única que puede destruirla es la misma humanidad, comenta sonriendo, gracias hermano, la humanidad no necesita desaparecer, necesita recordar que son una raza, necesita madurar, tiene muchas características positivas, su perseverancia, su fuerza frente a las crisis y una inteligencia que necesita desarrollar, se abrazaron fuertemente, corrieron hasta lágrimas, nos vemos el próximo siglo.

Ese año en China se desato un virus que puso todo el planeta de cabeza, relegando a toda la humanidad a sus casas, como al principio, cuando ni siquiera salíamos de la cueva.



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La mano

La mano

LA SUEGRA

bottom of page