top of page
  • Foto del escritorNedazka

LA LECTURA EN BIBLIOTECA COLEGIO FRANCISCO VARELA

Quise dedicar este espacio para hablar de una biblioteca de colegio en la cual me invitaron a recitar, la verdad es que es la primera que visitaba este establecimiento, que literalmente queda en la punta del cerro, hablo de la biblioteca Colegio Francisco Varela, me llamo la atención la infraestructura, además de la hermosa vista del atardecer junto a la cordillera, me puse a investigar al respecto del establecimiento, y me encontré con agradables sorpresas, Lorena Tazca en un artículo de la página elige educar.cl hace mención a las clases de yoga que se practican y explica las razones:

“En esta escuela que ya tiene casi seis años de historia -por lo que hasta la fecha sólo tienen estudiantes hasta tercero medio-, es considerada la única escuela de inspiración budista en Santiago y le debe el nombre a Francisco Varela (1946-2001), científico chileno y compañero de Humberto Maturana, que se asoció al Dalai Lama en las primeras reflexiones de esta mirada del mundo que tiende puentes entre la ciencia occidental y la espiritualidad oriental. Bajo esa premisa se promueve la meditación y el yoga, y algunas de sus estrategias están basadas en la filosofía Reggia Emilia.”

En un reportaje del Dínamo, Juan Sharpe, nos habla de esta como la primera escuela budista, esto es en el año 2013, en los inicios del establecimiento, con un proyecto educacional alternativo. En este habla de la diversidad de esta escuela:

La jornada se inicia a las 8.30, con un espacio de media hora “de quietud, para que los niños calmen su cuerpo, su mente y su voz. En cada sala hay un cojín para que cada niño tenga su actitud de tranquilidad, que en ellos se acerca al yoga”.

“Los padres pueden meditar antes de irse al trabajo, y aquietar sus conceptos, que son creación de la mente”, según la percepción budista. En las distintas etapas de la jornada hay períodos de profundización, útiles para dar forma al modelo de asignaturas. Cada curso tiene un profesor y un tallerista. La lista de talleres impartido es abundante: kundalini yoga, cine, radio, filosofía, fotografía, telar, teatro, escalada, grabado, música, kayak, meditación, grabado, huerto, artes visuales, ciencias, danza, cocina, inglés o intervención de terapia floral, etc.

La EFV, ubicada en Peñalolén, y que dispone las vacaciones en los ciclos estacionales: una semana en otoño, otra en invierno, otra en primavera, mantiene el propósito de respeto al medio ambiente. Los niños tienen espacios físicos para practicarlo. Huertos, por ejemplo. Y consumirán su cosecha de tomates, acelgas o pimientos.

Otro propósito fundacional es su apertura a la diversidad y a la inclusión. Recibe niños Down, niños Asperger, niños con necesidades educativas especiales, una posición nada fácil. “El budismo aporta la pluricultura, la aceptación del otro. Éticamente, somos porfiados”, dice Leopoldo Muñoz, educador de párvulos de la U de Chile, y hasta ahora profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la U de Chile.

Interesante y creativo proyecto educacional y feliz de haber estado en un espacio que marca la diferencia, porque este tipo de proyecto educacional cambia la mentalidad de los jóvenes llevándolos a una calidad de vida enfocada en la tranquilidad mental del sentirse feliz, que es la base fundamental para desarrollar un buen ser humano.

Quiero agradecer a Vuelito de pájaros, poeta y organizadora de esta lectura, ya que conocí un lugar mágico, donde se está realizando un cambio fundamental de la mentalidad de los jóvenes, inculcando ecología, poesía con eventos de esta índole, eventos donde los apoderados se hacen parte de los mismos compartiendo sus opiniones y orgullos, como fue el caso del abuelo de una de las jóvenes promesas actuales, hablo de Javiera, una joven de pelo rosado, que dentro de todas sus virtudes además de escribir, toca el violín y le gusta la cocina, además de compartir con otros poetas como Ingrid Córdova Bustos, quien nos compartió poemas de su libro la cueva de la medusa, escritora con el feminismo social arraigado en sus textos, el poeta Adrián Bustos, quien se puede decir que es un Nietzsche Chileno, Vincho Calderón, poeta de Quilicura quien nos muestra en su vanguardista poesía el realismo social hablando desde la esencia del ser y hasta sus cuestionamientos, lamentablemente llegue tarde para poder opinar respecto a los demás que participaron; Lo fome, aunque en buena compañía, fue la espera de más de media hora de la F11, pero se acorto debido a la buena conversación.


La lectura se realizó en Junio 2019



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ella

bottom of page