top of page
Buscar
  • Foto del escritorentre parentesis

He pensado tanto en ti

Que te he descrito de muchas formas

Llamándote como los lugares

Donde estuvimos en esa ocasión

Cuando te conocí

Con la misma sensación

Que experimente

Desde el momento que te vi


Entones,

Eras como las olas

Cantando a lo lejos

Con el viento empujándolas

Desafiándolas

A gritar su dulce lamento


Eras mucho más que la luna llena,

Y su luz enamorada

Eras mucho más

Que una noche repleta de estrellas

Acunando galaxias


Eras,

El frío de una noche de verano

Tatuando mi cara

Que si no fuera por ti

Nunca la hubiese soportado

Pero contigo al parecer

Todo fue posible y agradable

Hasta de encontrar hermosa

Una noche fría de verano


Y bebérmela toda

Saciando mi alma

Como un néctar predilecto

Con sus luces y sus sombras

Hasta descubrir las virtudes de la naturaleza,

Solo por ti

Sobre mí

Como una hoja

Sobre la tierra

Que previamente

Trazó el universo

Como rúbrica tácita

Del amor por la vida


Así eras,

Irredargüible

Como los altos y bellos eucaliptus

Con su aroma inolvidable,

Que a estas alturas

Han roto toda lógica

Convirtiéndose, en algo así

Como la esencia

De una trama de ficción

Al ser una especie

De máquina del tiempo,

Que donde vaya

En el lugar que me encuentre

O esté haciendo

Lo que esté haciendo

Y sin importarle

Ni como ni cuando

Ni con quien esté


Digo,

Si por casualidad

Siento su aroma

Que viene desde cualquier parte

Como tu aroma apareciendo

De una forma inexplicable

Casi sin sentido

De profundidades insondables


... Ante eso

Ya no hay nada más que hacer o decir

Solamente

Me lleva

Me abstrae

Me arrebata

Y me sitúa frente a ti,

Bajo el refugio

Del frondoso boldo que nos cobijó

Donde realmente te conocí


El mismo boldo

Que nos vio nacer y morir

En un amor inexplicable

Tan efímero como constante

Tan cercano como distante


Proyectándose ante mí

Una escena

Que no tardo nada en reconocer

Como un espectador angustiado

Por tanto tanto amor desatado

Por dos inexpertos

Prospectos de amantes


Simplemente

Tomándonos de las manos,

Sin querer soltarnos

Sin dejar de mirarnos

Sin decir nada por fuera

Ni si quiera una palabra

Pero gritando por dentro

Conectándonos

Con lo más sagrado que posee el alma


Mientras que con esto

Se desata el sentido máximo

Cuando se dice que:


"Entre el silencio de los enamorados

Revolotean millones de palabras,

Con alas de mariposas"


Ahora veo

Después de tanto tiempo

Con tanta distancia

En este palco doliente


Que se extienden desde nuestros pechos

Como lentas ramas eléctricas

Que se van entrelazando

Con un fuerte azul violeta,

Luminoso

Férreo

Poderoso


Y que decir del primer beso

Y tus inesperados ojos grandes

Cuando robe aquel tesoro de tu boca....


Si,

Me dejaste ser tu ladrón privilegiado

Y tú ...

Mi víctima enamorada


Me dejaste ser,

Tu primer beso

Me dejaste ser,

Tu primer enamorado


¡Ay!

Amor...

He pensado tanto en ti

Que hasta me he sorprendido

Con mis ojos

Mucho más que húmedos

Cuando tu recuerdo

Se cristaliza en mis lágrimas

Y reposa en mi almohada


Mirando aquella obra

Que la vida se encargo

De exponer ante mí


Tarde

Muy tarde

Como espectador único

Con asiento preferencial

En el palco

Del universo solitario


Observando un drama de amor

Que no termino de mirar.


Mientras las olas

Van cruzando el tiempo

Y aún continúan amor

Amor

Amor...


Continúan cantando tu nombre.


21 visualizaciones0 comentarios
  • Foto del escritorentre parentesis

Viajan desde muy lejos

Los cometas que se escaparon de tu alma

Hay un mar profundo en el cielo

Que los alberga.

Azulando fantasías extremas

Delicadas como una rosa

Hermosas en la tormenta


Juntos los vimos

Aparecer de la nada

Abrían el universo

Con trazos de hielo

Anidando en el cuerpo

Cuán llave maestra

Para abrir los recuerdos


Un tizón incandecente

Rubricaba tus ojos

En tanto nacían los anhelos

En tu hermoso rostro


Tú mirada ávida

Cabía en la palma de una mano

Como cabe la luna llena entre los dedos

Cuando con ternura alzas el brazo

Para poder tocarla


Su luz comenzaba a nacer

De cada uno de tus poros

Iluminando tu piel

Cada vez que tus ojos

Chocaban con mis ojos


Entonces,

Eras llama

Eras sol

Fulgor silente en espera

Dulce mariposa perfumada

Tus alas eran de terciopelo


Mientras la silueta de media noche

Aguarda a la sombra que se aproxima

Aguarda

A que el mar inquieto y ausente

Se haga presente

Al igual que tú en el alma mía


Tantas veces

Conspiraste con la vida

Tantas veces

Tantas

Me solían traer tu nombre

Envuelto en pequeñas brisas


Entonces mis labios

Se posaban en tu frente

Como un sello ardiente

Del amor que nacia


Dactilares caricias de viento

Tocaban tu cara

Tornándose más amables

Los silencio que emitian los árboles


Donde tomar tu mano

Era una verdadera osadía

Transformando tus ojos

En viajeros estelares


Se hacía más intenso el viento

En la suavidad de tu frágil ropa

Llenando de nostalgia

El corazón suspendido

Sorprendido de los misterios

Que soltaba tu boca


Hoy,

Alzo en mi mano una copa

De brebaje silente

De amarga zozobra


Es impresionante

La sencillez del verbo

Que te ha acompañado

Durante tanto tiempo


Inhabitual para el mundo

Inexacto en el credo

Que aún así

La difurcasión que señalaste

Se convirtio en un episodio único

Con tintes inigualables


Fe y esperanza

Hasta el final de aquel camino

Que siempre recorro

Y nunca encuentro


Es más extraño aún,

Que no se pueda borrar

De las páginas

Que abrieron tus ojos


Quizás,

Colisionaron dos mundos

En un impropio silencio

Mientras sus retazos

Vagaron con propiedad absoluta

E hicieron del quebranto

Un hermoso recuerdo


Espero....

En lo más profundo del alma

Que en tu dulce alma

Queden algunas huellas

De los cometas

Que esa noche miraste


Espero

Que algunos granos de arena

Queden aún en tus zapatos


Que una pequeña brisa

Roce tu piel

E invada tu sangre

Y te sorprenda en un instante

Un breve suspiro con mi nombre


Ancla del viento

Amor del bueno

Tus horas pasan

Con cantar sereno


Me imagino tus pasos

Entrelazados en un gran lienzo

Tejiendo nuestros cuerpos

Entre las sombras

Cuando moría el día

Y comenzaban a vivir para siempre

Los estambres que desataron

La cópula magistral del uníverso


Era todo

Como un pequeño barco

Penetrando el sol en el horizonte

Y su estela latente

Radiante de híbridas constelaciones

Invadiendo de tranquilidad absoluta

Tu pequeña bahía

Donde duermen los barcos

Por la noche


Minúsculos segundos

Imcrustando detalles

A punta de miradas y silencios

Bordados sobre un mar en calma


Así se fue hilvanando tu boca

Acercándola a la mía

Entrelazando tus dedos

Con frágil letanía


Cuando se va el recuerdo alejando

Igual que un cometa loco

Perdiéndose en el tiempo

Desvaneciéndose de apoco


Dejando vacío y solo

Al azul del firmamento

Que quedó en tus ojos

Cuando una lejana noche

Con tanto amor

Miraste el cielo




18 visualizaciones0 comentarios
  • Foto del escritorentre parentesis

Te buscaré en la farola,

Esa de la luz pequeña

Que hacía todos los esfuerzos

Por mantener los sentidos abiertos

Titilando aquel camino

Como fiel centinela


Aquel sendero de tierra

Con su ruralidad a cuestas

Con sus baches espontáneos

De inadvertidas sombras

De sugerencias sinceras


Brisas insomnes

Transitaban por esos recodos

Con olor a buena tierra

Acariciando tus formas

Deleitándose en tus sombras


¡Ah!...

Que deleite inmenso era tu cintura

Bajo el acertijo fugas

De un noble deseo

Que se escapa

Como una hoja sola

Bagando en el universo

Hurgando en todas las cosas

Que parecen inciertas


Cosas que solo el alma entiende

Cosas que solo viajan

Entre tu corazón y las estrellas

Cabalgando a lomo de viento

Dividiéndose en interminables

Provocadoras de recuerdos

Cuestionando toda mirada

Donde el firmamento era tuyo

Entre el suelo y los pájaros

Entre los grillos de media noche

Y el colapso de tus ojos

De mujer apasionada


Te buscaré en esos instantes

Que solo por joder

Se transformaron en inolvidables

Con su coro impreparado

Bajo el dulce quejido

De las hojas secas


Que retuvieron su sacrificio

Para bajar impolutas e insolentes

Y de una vez,

Convertirse en tierra

Hasta partirse el alma

Nada más para tenerte cerca


Te buscaré en el recuerdo

De los corazones que se apartaron

Que lucharon como titanes

Por salir a encontrarse


Y no se hallaron


Para darse el último brebaje

De esos labios apasionados

Que rayaron el horizonte

Cuando a la distancia decian

Te amo

Navegando solitarios

Sobre un mar de ilusiones


Eclosionando como la semilla

Que rompe la tierra

Con su ruido imperceptible


Igual que el silencio de un cometa

Cuando de la nada

Lo ves aparecer

Y raudo se aleja


Te buscaré en ese silencio

Que así como yo,

No querías...


No querías

Que se fuera



15 visualizaciones0 comentarios
bottom of page